En publicidad, MENOS siempre es MÁS

En publicidad, MENOS siempre es MÁS

Existen varios tipos de anuncios radiofónicos, también conocidos como “Cuñas publicitarias”. Muy pocos son brillantes, algunos funcionan y la gran mayoría entran por un oído, dan un rodeo para saltarse el cerebro y salen por el otro. ¿Tan difícil es hacer un buen anuncio? sí, lo es. En cualquier caso, si te ves en la necesidad de idear tu propia campaña, no todo está perdido; se puede hacer algo digno si se tienen claras algunas cosas. Aquí tienes un sencillo “ABC” que puede servirte de ayuda para redactar el texto de tu anuncio. 

A) Menos es Más. Aunque tengas unas ganas incontenibles de expresar públicamente todos los productos de los que dispones o todos los servicios que ofreces, no lo hagas. Del mismo modo que le cuentas a alguien de qué va la última peli que has visto para engancharle y que la vea, tienes que encontrar aquellos elementos significativos que definan lo que eres y lo que haces. Escribe frases sencillas y léelas en voz alta, despacio, disfrutándolas. No se trata de meter contenidos a presión en 20, 25 0 30″ como si el tiempo enlatado fuera un camión de mudanzas. Piensa en tu anuncio como si del trailer de una película se tratase; no destripes todo lo que pasa, limítate a dar unas pinceladas atractivas.

B) Una web vale más que mil teléfonos. “Encuéntranos en pepeparrillas.com VS llama al 614 832 579″. No lo dudes, nadie lleva papel y boli en el salpicadero del coche para coger los teléfonos que salen en los anuncios. Es mucho más sencillo recordar una web y entrar en ella para ver el teléfono de contacto si estás interesado en llamar.  Si vas a dar la dirección física de tu negocio, sé escueto, y huye de hacer una descripción detallada que incluya referencias a otros establecimientos. “Estamos al lado de” es el chándal con zapatos castellanos de las cuñas.

C) Haz algo personal. No hay nadie como tú, así que no tienes ninguna necesidad de ser lo que no eres copiando manidas frases hechas de manual: “Somos auténticos profesionales”, “Sí, sí, has oído bien”, “Como lo oyes”, “Pide presupuesto sin compromiso”, “¿A qué esperas?”  “Que no te lo cuenten” o “No dejes pasar esta oportunidad”

Piensa qué voz de locutor/a  y qué intención es la que mejor encaja para lo que quieres comunicar, no tiene por qué ser como la de los spots de Media markt!!!!!! ,hay todo un mundo de posibilidades que no obedecen a la lógica de que cuanto más énfasis pongas, mejor se recuerda. Hay voces femeninas, masculinas, jóvenes, maduras, rasgadas, limpias, cercanas, naturales, sensuales…etc.  Es posible que no lo tengas demasiado claro; entonces es mejor que hables con la productora de la pieza para que ellos puedan aconsejarte.

 Aquí te dejamos algunos ejemplos de piezas elaboradas siguiendo este A,b,c. 

 

Deja un comentario